Cuchara·Legumbres·Platos principales·Vegetarianos

Sopa de lentejas con verduras y calabizo.

¡Hola!

Ya empieza el fresquito y los platos de cuchara. Hoy nos apetecía algo más tradicional y teníamos para comer una sopa de lentejas de toda la vida pero, tal y como venimos haciendo, en versión vegana. ¡Han salido espectaculares, de verdad!

IMG_20181021_212253_mh1540149818774.jpg

Para dos personas he utilizado:

  • Una tacita de lentejas pardinas.
  • Una tacita de arroz integral cocido.
  • Una zanahoria.
  • Dos patatas pequeñas.
  • Media cebolla.
  • Dos dientes de ajo.
  • Un calabizo.
  • Un tomate.
  • Un cuarto de pimiento rojo.
  • Especias:
    • Pimentón dulce.
    • Azafrán.
    • Pimienta negra.
    • Orégano.
    • Tomillo.
    • Romero.
    • Dos hojas de laurel.
    • Sal.

Mientras va cociendo el arroz integral, pelamos las patatas y la zanahoria, cortamos todas las verduras: La cebolla picadita y la zanahoria, patatas y pimiento yo las he cortado en trozos más grandes. También cortamos en trozos el calabizo. Trituramos bien el tomate. El arroz podéis no ponerlo si preferís las lentejas solas, pero es mucho mejor ya que las lentejas y el arroz se complementan nutricionalmente, de manera que así obtenemos la proteína completa. Además, esto está genial si llevamos una dieta vegetariana.

Ponemos la olla express a fuego bajo con un chorro de aceite de oliva virgen extra y metemos los ajos pelados. Yo los he puesto enteros, pero si preferís los podéis picar. Cuando empiecen a dorarse, metemos la cebolla y rehogamos hasta que esté transparente.

Después incorporamos las verduras y el calabizo y los rehogamos junto a los ajos y la cebolla durante unos minutillos. Después metemos las especias (yo la verdad es que las pongo un poco a ojo según mi gusto) y mezclamos durante un par de minutillos para que cojan los sabores.

Echamos entonces una tacita de lentejas pardinas secas y llenamos de agua la olla. Tened cuidado de seguir las indicaciones de vuestra olla express para no llenarla demasiado. Ponemos a fuego alto hasta que empiece a hervir, y una vez haya cogido presión, bajamos al mínimo y dejamos durante unos 25 minutos.

Pasado este tiempo, abrimos la olla y mezclamos bien el arroz. Aquí probamos para rectificar de sal.

¡Y esto es todo! Realmente me quedaron muy parecidas a las que se han comido en mi casa de toda la vida, y sin necesidad de utilizar ninguna carne, así que quedé muy orgullosa de mi receta.

Espero que a vosotros también os encante. ¡Un abrazo!

Anuncios