Dulces·Juego de blogueros·Postres·Vegetarianos

Juego de Blogueros 2.0: Plátano frito con miel.

Como cada fin de mes, hoy toca… ¡Juego de blogueros! Este mes el ingrediente para nuestro reto ha sido el plátano y ¡me he vuelto a decantar por el dulce! Estas frutas de verano me inspiran para hacer postrecitos. Para hoy he querido hacer un postre al estilo chino muy clásico: El plátano frito. ¡Y por supuesto, sin gluten! Vais a ver que es súper fácil, no se tarda nada en hacer y está buenísimo. 🙂

IMG_20180630_005613_mh1530313370574 (2).jpg

Para el rebozado he utilizado:

  • Media tacita de almidón de patata.
  • Un cuarto de tacita de harina de arroz.
  • Media tacita de agua.
  • Una clara de huevo.
  • Media cucharadita de levadura.

Y también:

  • Dos plátanos.
  • Aceite de oliva suave.
  • Miel.

En primer lugar mezclamos en un bol el almidón de patata, la harina de arroz y la levadura. Movemos bien para que se junte todo. Ponemos después la clara de huevo y el agua y removemos hasta que no haya ningún grumo. La masa del rebozado tiene que quedar espesa, pero no demasiado dura. Lo suficientemente espesa para que se adhiera al plátano después. Si vemos que nos está quedando demasiado líquida, añadimos un poquito más de almidón de patata y mezclamos hasta que lleguemos a la textura deseada, siempre con cuidado de no pasarnos. Si la encontramos demasiado dura, hidratamos con chorritos de agua hasta llegar a tener una masa correcta.

Cortamos los plátanos por la mitad de manera longitudinal y después cortamos las mitades en trocitos del tamaño de un bocado. Yo los he cortado en cuatro trocitos.

Ponemos abundante aceite a calentar a fuego medio-alto. Cogemos los trocitos de plátano y los sumergimos en el rebozado y los echamos al aceite caliente hasta que estén dorados por ambos lados. Después los sacamos a un plato con un papel de cocina para que escurran el aceite. Cuando los sirvamos, echamos un chorrito de miel por encima de los trocitos. También podemos agregar por encima unas nueces picadas.

Espero que os haya gustado un montón. Y recordad echar un vistazo a los blogs de mis compañeros, que son unos artistas de la cocina.

¡Hasta la próxima!

Anuncios