Dulces·Juego de blogueros·Postres·Vegetarianos

Juego de Blogueros 2.0: Plátano frito con miel.

Como cada fin de mes, hoy toca… ¡Juego de blogueros! Este mes el ingrediente para nuestro reto ha sido el plátano y ¡me he vuelto a decantar por el dulce! Estas frutas de verano me inspiran para hacer postrecitos. Para hoy he querido hacer un postre al estilo chino muy clásico: El plátano frito. ¡Y por supuesto, sin gluten! Vais a ver que es súper fácil, no se tarda nada en hacer y está buenísimo. 🙂

IMG_20180630_005613_mh1530313370574 (2).jpg

Para el rebozado he utilizado:

  • Media tacita de almidón de patata.
  • Un cuarto de tacita de harina de arroz.
  • Media tacita de agua.
  • Una clara de huevo.
  • Media cucharadita de levadura.

Y también:

  • Dos plátanos.
  • Aceite de oliva suave.
  • Miel.

En primer lugar mezclamos en un bol el almidón de patata, la harina de arroz y la levadura. Movemos bien para que se junte todo. Ponemos después la clara de huevo y el agua y removemos hasta que no haya ningún grumo. La masa del rebozado tiene que quedar espesa, pero no demasiado dura. Lo suficientemente espesa para que se adhiera al plátano después. Si vemos que nos está quedando demasiado líquida, añadimos un poquito más de almidón de patata y mezclamos hasta que lleguemos a la textura deseada, siempre con cuidado de no pasarnos. Si la encontramos demasiado dura, hidratamos con chorritos de agua hasta llegar a tener una masa correcta.

Cortamos los plátanos por la mitad de manera longitudinal y después cortamos las mitades en trocitos del tamaño de un bocado. Yo los he cortado en cuatro trocitos.

Ponemos abundante aceite a calentar a fuego medio-alto. Cogemos los trocitos de plátano y los sumergimos en el rebozado y los echamos al aceite caliente hasta que estén dorados por ambos lados. Después los sacamos a un plato con un papel de cocina para que escurran el aceite. Cuando los sirvamos, echamos un chorrito de miel por encima de los trocitos. También podemos agregar por encima unas nueces picadas.

Espero que os haya gustado un montón. Y recordad echar un vistazo a los blogs de mis compañeros, que son unos artistas de la cocina.

¡Hasta la próxima!

Anuncios
Dulces·Juego de blogueros·Postres·Vegetarianos

Juego de blogueros 2.0: Strudel de albaricoque y manzana.

¡Hola!

En mi anterior blog, todos los meses participaba en este juego, en el que mes a mes un grupo de blogueros elegimos un ingrediente de temporada y preparamos una receta con él. El último día del mes, descubrimos la sorpresa y cada uno publicamos a las 9 a.m. nuestra receta elegida.

Este mes el ingrediente elegido ha sido el albaricoque, que es una de mis frutas favoritas, con el que he preparado una versión de un plato típico alemán: strudel de albaricoque y manzana y la verdad es que ha salido bastante rico. 🙂

IMG_20180531_103213_664.jpg

Los ingredientes que he utilizado son:

  • Siete albaricoques.
  • Una manzana grande o dos pequeñas de la variedad que más os gusten. Yo he escogido royal gala.
  • Dos cucharadas de azúcar.
  • Una plancha de hojaldre sin gluten.
  • Un huevo.
  • Unos cuantos anacardos crudos.
  • Dos cucharadas de pan rallado sin gluten.
  • Media cucharadita de canela.
  • Una tacita de agua.

En primer lugar, se pelan las manzanas (sin tirar la piel) y se le quita el corazón. Se quitan los huesos de los albaricoques.

Echamos el agua en un cazo con la piel de la manzana pelada y se le echan las dos cucharadas de azúcar. Dejamos unos 10 minutos cociendo a fuego lento y lo colamos guardando el agua.

Ponemos este líquido de nuevo en el cazo y echamos los trocitos de fruta. Dejamos unos 10 minutos a fuego lento hasta que casi todo el líquido se haya consumido, pero no dejamos que quede del todo seco.

Cuando ya esté esto, echamos media cucharadita de canela y las dos cucharadas de pan rallado para que absorban el resto del líquido.

Ponemos la plancha de hojaldre sobre la encimera y la estiramos con el rodillo. La cortamos de forma rectangular y añadimos en el medio el relleno de frutas. Yo he cortado los laterales en tiras para ir alternándolas y darle un aspecto diferente, pero se puede simplemente enrollar sobre sí mismo y hacerlo como un rollito pinchándolo un poco para que no suba excesivamente y quede hueco. Es importante empezar doblando los extremos para que quede bien sellado.

IMG_20180526_225312.jpg

Cuando lo hayamos cerrado del todo, batimos un huevo y lo pintamos todo bien. Machacamos unos cuantos frutos secos crudos. Yo he elegido anacardos que son los que más me gustan, pero podemos ponerle nueces, almendras, avellanas… ¡O un mix! Los echamos por encima del hojaldre.

Lo metemos en el horno con calor arriba y abajo a 180 grados unos 25 minutos o hasta que el hojaldre esté bien dorado.

Lo ideal es comerlo templadito y se puede acompañar con helado de vainilla o con una crema de mascarpone como yo lo he hecho en este caso.

¡Espero que os encante!

Por supuesto, no olvidéis pasaros por los blogs de mis compañeros de juego que os dejo aquí abajo. ¡Merece la pena!

Hasta la próxima. =)